viernes, 2 de enero de 2009

Elegir un menu de bodas

El objetivo a la hora de acertar con un menú es elegirlo de manera que se adapte a cada tipo de evento o celebración, y en nuestro caso a nuestra boda. Las comidas deben ser equilibradas, un par de platos que se complementen y unas entradas a modo de cóctel, para terminar con un postre puede ser lo más adecuado.

Es fundamental conocer los productos que integran cada plato, para evitar comidas demasiado ligeras o demasiado pesadas; por ejemplo si el primer plato ha sido una crema evite en el plato principal lo componga una salsa cremosa en una cantidad considerable. También hay que tener en cuenta la presentación de los platos, de lo cual se encargara la empresa de catering.

Es mejor ofrecer la repetición de un plato que servir platos excesivamente llenos, la idea es ofrecer un menú variado y no conseguir cansar rápidamente a nuestros invitados de comer mucha cantidad del mismo alimento, por muy rico que esté. No es necesario contar con mucho dinero para preparar un buen menú.

Con poco dinero también se pueden preparar platos exquisitos que dejen satisfechos a los comensales, pero si lo que desea es agasajar a sus invitados deberá soltarse un poco más el bolsillo, ya que no sólo usted buscará una materia prima en sus platos más original o exótica, sino que pedirá que éstos tengan una mayor elaboración en su presentación, y por consiguiente todo esto hará que el precio se eleve.

0 comentarios:

Publicar un comentario